• Área del diseño:  Comunicación Gráfica, Editorial > Ilustración
  • Desarrollo profesional: Estados Unidos
  • Años en activo:  +30

BIOGRAFÍA

“Mary Faulconer fue una artista de verdadera elegancia en la mejor tradición estadounidense.

Mary Faulconer (Pittsburgh, 1911- Nueva York, 2011) artista y diseñadora Estadounidense.

Faulconer es una diseñadora popular, cuyas pinturas y grabados gráficos alcanzaron la fama en Estados Unidos y parte del extranjero.

Estudió con Alexey Brodovitch en la Escuela de Arte del Museo de Filadelfia, donde también enseñó en el Laboratorio de Diseño de la Escuela del Museo. Además, se ha trabajó como directora de arte de la revista Mademoiselle Magazine y Harpers Bazaar. Independientemente también trabajo para publicaciones como: Fortune, House and Garden, Life, Look, Seventeen, Town and Country y Vogue.

Entre sus obras más famosas se encuentra un cuadro reproducido para UNICEF en 1972 y un encargo para diseñar seis sellos postales para Estados Unidos. El diseño de sello: «Rose», fue el primer sello impreso a color de los Estados Unidos. El diseño Rose presenta una rosa roja y una rosa albaricoque y es único que no es un sello conmemorativo, sino que, en términos postales, es un sello de emisión especial. A diferencia de un sello conmemorativo, que está disponible solo durante 2 meses a la venta, el período de venta del sello Rose fue de un año. Se publicó el 11 de julio de 1978 en Shreveport, Louisiana, sede de la American Rose Society.

Mary Faulconer era una candidata ideal para diseñar un sello postal. Característicamente, aunque su trabajo es a pequeña escala y detallado, captura toda la belleza y el encanto de su tema. Los sellos postales, las cajas de cerillas, los naipes y las latas antiguas han sido reproducidos fielmente a tamaño natural por Mary en su técnica de trampantojo. Mary fue una  exquisita y exigente cuyas pinturas son física y emocionalmente precisas y autosuficientes. Transmite a un simple jarrón de flores sobre una mesa todo el misterio, la alegría y el encanto que recuerda la delicadeza de un poema.

Mary Faulconer fue una artista de verdadera elegancia en la mejor tradición estadounidense. Combina el primitivismo americano temprano, el trompel’oeil y un superrealismo mágico que, a pesar de su cuidadosa atención a los detalles, sigue siendo fresco y encantador y en absoluto obsesivo o rígido. Representa con autenticidad la suavidad de los pensamientos, el tinte delicado de las cáscaras de huevo, imágenes que evocan una feliz nostalgia por las primaveras y los veranos idílicos. El trabajo de Mary es luminoso y pacífico, un mundo donde un arreglo casual de hojas secas o flores de encaje tocan la perfección. Sus pinturas son gemas limpias e impecables, realizadas con delicadeza y brillantez.