• Área del diseño:  Gráfica en el Espacio
  • Desarrollo profesional: Estados Unidos, Nevada
  • Años en activo:  +30

BIOGRAFÍA

willis

“Nunca me sentí como un gran artista en lo que estaba haciendo, pero tenía buenas ideas. Y estaba dispuesta a tomarme el tiempo para aprender toda la ingeniería y los elementos técnicos relacionados con los letreros de neón

Betty Willis nació en 1923 en un pequeño pueblo al noreste de Las Vegas, Overton  y tuvo una carrera larga y pionera como artista gráfica, y se jubiló solo cuando tenía 77 años.

Betty atrajo la atención internacional por diseñar el letrero Welcome to Fabulous Las Vegas. En 1942 fue a la escuela de arte en Los Ángeles, luego comenzó a dibujar anuncios comerciales para Fox West Coast Theatres, productores de espectáculos en las Vegas. A principios de la década de 1950, comenzó a diseñar letreros de neón para moteles. 

Fue una de las pocas mujeres diseñadoras en un campo dominado por hombres, la carrera de Willis incluyó períodos en las empresas de letreros YESCO, Western Neon y Ad-Art. 

El letrero Welcome to Fabulous Las Vegas se destaca como una oda singularmente importante y famosa a la historia de la ciudad. El letrero se iluminó por primera vez en 1959 y sigue siendo uno de los monumentos más famosos de Las Vegas, ya que los turistas y músicos callejeros disfrazados posan frente al letrero a todas horas.

Ademas del icónico letrero Betty Willis diseñó numerosos neones de los que pocos se conservan en la efímera ciudad. El hacha del Normandie Motel, el letrero del desaparecido casino Mint, y el hotel y diner Moulin Rouge, quizás uno de los más controvertidos fue el cartel del Blue Angel, por la “anatomía” de los ángeles y uno de los más admirados el cartel del también desaparecido Stardust, por su constelación de estrellas de neón suspendidas en el aire.

Para el cartel de “ Welcome to las Vegas” Willis dijo que su inspiración para el famoso diseño alargado del letrero fue el logotipo de Goodyear Tire & Rubber Co. de la época. El estallido de estrellas en la parte superior se inspiró en Disneyland, lo que me recuerda un lugar feliz. Los siete dólares de plata que deletreaban “bienvenido” eran para recordar la suerte. 

Gran amante del diseño tipográfico Betty Willis, como muchos diseñadores era perfeccionista. De hecho hasta sus últimos días no estuvo del todo contenta, con las letras dibujadas a mano para la palabra “fabuloso”, las consideraba poco profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.