• Área del diseño:  Comunicación Gráfica > Cartelismo
  • Desarrollo profesional: Bélgica, Europa
  • Años en activo:  +20

BIOGRAFÍA

re

«Al igual que como ocurre con el lenguaje, el diseño da forma al pensamiento; por lo tanto, una mala forma es una mala idea».

Teresa Sdralevic

Teresa Sdralevich es una diseñadora gráfica e ilustradora especializada en comunicación gráfica trabajadora freelance su estudio esta ubicado en Bruselas. 
Nació en Milán, Italia, en 1969. Después de graduarse en Ciencias Políticas en la Universidad de Bolonia en 1994, estudió brevemente clases de ilustración y diseño gráfico en ENSAV La Cambre y ERG, ambas en Bruselas. 
En 1996, realiza practicas en el estudio de Jean-Christophe Geluck esto le dio una oportunidad extraordinaria para trabajar en cartelería, diseño de portadas e ilustración, las áreas en las que Teresa estaba más interesada. 
Aprendió serigrafía con Jocelyne Coster y Jean-Pierre Muller antes de establecer su propio taller de impresión que actualmente comparte con más diseñadores y artistas.

El trabajo de Teresa Sdralevich aborda principalmente temas sociales, políticos y culturales; crea carteles como piezas únicas o como parte de campañas. A menudo crea imágenes y lemas que combinados generan un doble impacto. En campañas de comunicación más compleja, trabaja conjuntamente con diseñadores, ilustradores e impresores para cubrir todos los aspectos de la producción.

En los últimos años, Sdralevich ha dirigido varios talleres centrados en la creación de carteles, portadas, revistas y otros materiales impresos y en serigrafía. Estos talleres estan dirigidos principalmente estudiantes, niños o el público en general, según el proyecto en el que se va a trabajar en el taller del taller. 
Teresa Sdralevich es una activista, como tal siempre interesada en todo lo que tiene que ver con lo humano, el diseño social es su campo, los temas sobre los que ella trabaja ocupan un amplio espectro, desde el sexismo y la violencia de género a la precariedad laboral, la Guerra del Golfo o los diamantes de sangre, cualquiera que sea el tema a tratar, las obras de Sdralevich nos empujan a pensar.