Sin categoría

A menudo se discute, académica e informalmente, que la presencia de diseñadores mujeres que faltan en la historia del diseño gráfico es un dolor de supervisión de la profesión. Y mientras podemos reclamar leyes y creencias más progresistas (e iguales) en la sociedad actual, la disparidad entre la representación masculina y femenina en el diseño persiste. ¿Pero por qué es importante la acreditación retrospectiva? Y si está mejorando, ¿debemos seguir hablando de ello? 

Tori Hinn, de Women of Graphic Design, habla sobre algunos de los problemas que enfrentan las mujeres en el pasado y, lamentablemente, en nuestra industria actual.

Traducción: Marta Quílez. Artículo Original: https://desktopmag.com.au/features/women-in-graphic-design-and-why-we-need-to-talk-about-them/#.WdOfuxO0ORs


Es la primavera de 2011 y estoy centrada en la Historia del diseño gráfico , en unas jornadas hay varias conferencias sobre el tema. Estamos aprendiendo acerca de los muchos diseñadores y movimientos esenciales para la narrativa del diseño gráfico. Los nombres de los diseñadores están listados en una página, cientos de ellos. Más adelante, contaría los nombres: trescientos veintitrés diseñadores independientes enumerados: veintidós mujeres. En la historia del diseño gráfico, mis compañeros y yo estábamos aprendiendo acerca de solo veintidós mujeres. Esto es solo el 6% del total. Quiero creer que seguramente fuera un error…

Los informes de la Asociación Nacional de Educación de 2011 estimaron que el 54% de todos los diseñadores estadounidenses en la profesión son mujeres . En el Reino Unido es más bajo, aunque la investigación del Consejo de Diseño encontró que el 70% de los estudiantes de diseño en el Reino Unido son mujeres, pero el 60% de la industria es masculina . Tenía curiosidad por explorar el proceso reductivo por el cual estas mayorías femeninas disminuyen.

Hace cuarenta o cincuenta años, la fuerza laboral era abrumadoramente un mundo de hombres. En el campo del diseño, muchas mujeres pueden haber sido asistentes o «chicas de la oficina» y muy pocas tenían los títulos más importantes, como directora de arte o directora creativa. En un sentido básico, las carreras de mujeres rara vez han seguido el mismo camino de los hombres, ya que históricamente se ha ejercido una presión inmensa sobre las mujeres para que sean únicamente amas de casa y para nutrir a las familias (ver: Más allá del techo de cristal: una discusión abierta , Astrid Stavro, Elephant # 6) con presiones más siniestras de sexismo y segregación socialmente aceptadas que desalientan, o incluso descalifican, las ambiciones de carrera de las mujeres capaces.

Hay una línea de mujeres olvidadas en nuestra historia. Yo sostengo que el sexismo es algo menos obvio en nuestro lugar de trabajo hoy en día, mucho más sutil de lo que podría haber sido en los años 50 y 60, pero tal vez todavía aceptamos algunas corrientes de corrientes subyacentes antiguas que fluyen a través de nuestra cultura de diseño, muy parecida a esa conferencia en 2011.

Comenzando en la Fuente

¿Por qué es importante hablar específicamente de las mujeres del diseño gráfico? ¿Cuáles son los problemas que aún enfrentan las mujeres en el campo del diseño? Para comprender mejor estas preguntas, busqué diferentes voces dentro del espectro del diseño gráfico.

Historia del diseño y educación

La historia del diseño siempre ha pasado por alto a las mujeres en nuestra narrativa, a pesar de tener continuamente un gran grupo de mujeres activas en el campo del diseño gráfico durante el siglo pasado.

Lucinda Hitchcock es profesora de Diseño Gráfico en la Escuela de Diseño de Rhode Island, así como miembro de la Oficina de Diseño en Providence, Rhode Island.

«Para mí, tiene que ver con el desequilibrio de los géneros en el entorno educativo y en el marco de la historia del diseño que se enseña», explica Hitchcock. Tenga cuidado de señalar que puede no ser la misma situación en todas las escuelas de diseño,

Hitchcock agrega: “¿Por qué la historia del diseño aún enseña a los diseñadores masculinos un 80% más que a las diseñadoras? ¿Por qué tenemos un 80% de mujeres en el cuerpo estudiantil (en nuestro departamento [RISD]) y un 80% de hombres en la facultad? «

Imagen: Lucinda Hitchcock

En Estados Unidos, alrededor del 70% de los estudiantes de diseño son mujeres, sin embargo, su educación está llena de brechas. Teal Triggs y Sian Cook, de la Unidad de Investigación + Diseño de Mujeres en el Reino Unido, explican: “Durante demasiado tiempo, la historia ha marginado o excluido a muchas mujeres de participar en los libros de historia del diseño y, como resultado, el canon de diseño. Si bien reconocemos que durante la última década, los historiadores, los educadores y la profesión del diseño en general han empezado a abordar estas preocupaciones de género, todavía se puede hacer mucho más «.

«No hay suficientes mujeres diseñadoras que reciban el reconocimiento que merecen», dice el diseñador gráfico Antonio Carusone. “Tomemos por ejemplo a Jacqueline S. Casey. Ella es la principal responsable de llevar el estilo tipográfico internacional a los Estados Unidos, y su trabajo es tan brillante como el de Muller-Brockmann, Crouwel’s, Ruder’s … Pero por alguna razón, su nombre se deja fuera la mayor parte del tiempo «.

Él cree que revelar solo una parte de nuestra historia no informa completamente a nuestros diseñadores. “Es importante que estas mujeres obtengan el reconocimiento, ya que fueron y son parte de la historia que está configurando el diseño gráfico. Todos deben aprender sobre ellos y su trabajo, especialmente los jóvenes diseñadores. Si no, entonces existe una gran brecha que no cuenta toda la historia del diseño gráfico «.

Imagen: Jacqueline S. Casey

¿Debería importarle a la estructura de la educación de diseño si la mayoría de los estudiantes de diseño son mujeres? ¿Es una cuestión de imparcialidad que los diseñadores emergentes requieran estímulo, y parte de eso es ver su sexo representado en el campo profesional y en la enseñanza del diseño? Brockett Horne, diseñador y catedrático de diseño gráfico en el Maryland Institute College of Art, cree que las jóvenes diseñadoras pueden beneficiarse enormemente de un cambio en la exposición y representación de las mujeres en el diseño gráfico. «Sé por los salones de clase que los diseñadores estudiantiles están sedientos de ideas diversas sobre metodologías de diseño, resultados y consejos sobre cómo crear un equilibrio sólido entre la vida y el trabajo», explica Horne. “Me gustaría ver a las mujeres tener más confianza en la publicación de sus procesos, ideas y experiencias».

“Los problemas todavía se perpetúan si los medios solo representan a aquellos con los perfiles más altos, si los organizadores de la conferencia no hacen su investigación para descubrir voces nuevas y relevantes, si la educación no se ve en una variedad de modelos a imitar, si los maestros ignoran las discusiones sobre género y representación; entonces, no nos tomamos nuestra responsabilidad como diseñadores, como profesión, como educadores, y nuestro deber para con el público, lo suficientemente en serio «.

Por lo tanto, hablar sobre temas para mujeres en el diseño no solo es importante para los estudiantes, sino también para los educadores que los asesoran.

Imagen: Denise Gonzales Crisp

Denise Gonzales Crisp, Presidenta de Diseño Gráfico de la Facultad de Diseño de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, compartió « La diferencia de salarios entre hombres y mujeres en la educación. En casi todas las instituciones que he examinado, las mujeres ganaron en promedio entre $ 5,000 y $ 10,000 menos en las mismas posiciones [que ocupan los hombres]. De modo que la desigualdad que experimentamos generalmente en el mundo también se refleja en la educación».

“En este momento, mi clase probablemente está llena de 80% de mujeres. Y sin embargo, cuando salgo al mundo, o cuando escuchas a dueños de negocios o directores creativos, no es el mismo porcentaje. ¿Qué es eso, por qué es eso? Solo podemos adivinar «.

Mas alla de la educación

¿Cómo se aplica esto a los profesionales en el campo, tanto los diseñadores nuevos como los experimentados? ¿Sigue siendo importante hablar de «mujeres del diseño gráfico» como tema? Horne especula que a pesar del trabajo de activistas de género revolucionarios, todavía hay indicios de que se deben discutir los problemas de las mujeres en el diseño. Ella nombra algunos: descuidos en la organización de paneles de jurados, falta de representación femenina en antologías y publicaciones de encuestas y una propagación de blogs que refuerzan ideas estrictas de género.

A pesar de las nociones de que el tema del sexo está obsoleto en el diseño gráfico, solo una pequeña fracción de las diseñadoras activas reciben aclamaciones públicas. Margaret Calvert, una diseñadora que definió la red británica de carreteras con su diseño tipográfico en la década de 1960, nunca recibió un amplio reconocimiento por este desarrollo. Actualmente, todas las señales de tráfico en Gran Bretaña incluyen sus diseños, una importante contribución al paisaje cultural de Inglaterra, pero al intentar investigar este trabajo y los resultados de los temas en artículos que rodean a su compañero, Jock Kinneir. Recientemente, después del fallecimiento de su compañero de estudio, finalmente comenzó a recibir más reconocimiento por su trabajo. La experiencia de Calvert es solo un ejemplo del descuido con el que se encuentran muchos diseñadores.

Imagen: Margaret Calvert
Imagen: Margaret Calvert

Como se mencionó anteriormente, la profesión del diseño en los EE. UU. No es predominantemente masculina, solo un poco más de la mitad de la profesión es femenina; sin embargo, como los diseñadores famosos suelen ser hombres, la representación es principalmente masculina. En » Las personas tipográficas que pasan a ser mujeres «, Susanne Dechant explica que a pesar de muchos logros tipográficos, las mujeres permanecieron subrepresentadas en las conferencias tipográficas. «TypoBerlin (2009: 5% presentadoras femeninas) o Atypl (2009: 12%), así como en varios tipos de fundiciones (Linotype 2005: 12.3%; Myfonts.com 2008: 14%). Hoy en día, un número igual de mujeres y hombres están estudiando el diseño de tipos, por lo que podemos esperar o al menos esperar una nivelación del campo de juego «.

Además, estas estadísticas siguen siendo problemas cuando todavía hay una brecha salarial de género. Después de ver la Encuesta de sueldos de diseño de AIGA-Aquent para 2012, se revela que las mujeres aún no ganan tanto como sus homólogos masculinos, a pesar del hecho de que más de la mitad de los profesionales del diseño en los Estados Unidos son mujeres y más de la mitad de los miembros de AIGA son femenina . Sin embargo, la Encuesta de Salarios no nos da ningún número para esta discrepancia salarial. Al tratar de reparar esta disparidad, sería útil saber en qué medida difieren esos números.

Las repercusiones de la discordancia constante, incluso leve, pueden hacer que las diseñadoras como Victoria Rushton, una diseñadora de tipos en Font Bureau en Boston, Massachusetts, sientan que hay trabajo adicional que se debe hacer para demostrar su capacidad y su valor como colega. . «Es solo este pequeño obstáculo adicional, ¿sabes?», Explica. «Sé que tengo que hacer un buen trabajo para los clientes y para mí mismo, pero además de eso, siento la necesidad imperiosa de demostrar que pertenezco a esta industria».

Se han logrado grandes avances para las mujeres en el lugar de trabajo en los últimos 40 años. El techo de cristal, un término usado para describir una barrera invisible que impide que alguien (generalmente mujeres y minorías) logre un mayor éxito, parece que casi no tiene lugar en el diseño, según algunos en el campo. Para citar a Sonya Dyakova en “Más allá del techo de cristal” de Astrid Stavro, “Si hay [un techo de cristal], no lo voy a reconocer. El miedo a tal techo es sofocante. Creo que hay que ignorar todas esas tonterías «.

Avanzando

¿Cómo comenzamos a corregir este desequilibrio en la historia, la falta de exposición, el material de origen y el reconocimiento? Teal Triggs y Sian Cook nos exigen: «Ya no podemos darnos el lujo de ser complacientes como profesionales, ni en nuestras funciones como educadores de diseño». El auge de la actividad de diseño en línea ha proporcionado muchos proyectos de base, como el Diseño de Mujeres + Unidad de Investigación (WD + RU), Graphic BirdWatching, Women of Graphic Design y Hall of Femmes como herramientas clave para la búsqueda de diseñadores que de otra manera no podrían ser informados o presentados en las etapas de las conferencias de diseño.

El equipo del Proyecto WD + RU cree que ciertos proyectos como estos sirven como “una plataforma educativa; Estableciendo un espacio para nuestros futuros modelos a seguir y nuevos discursos de diseño interesantes. El recurso también trata sobre el compromiso con temas contemporáneos. WoGD forma una comunidad virtual de mujeres diseñadores que trabajan internacionalmente; una plataforma para unir a los diseñadores en el intercambio de conocimientos «.

Además, las conferencias o paneles de discusión dirigidos a este tema específico serían un paso adicional en el camino para comprender mejor por qué necesitamos hablar sobre las mujeres en el diseño. Recientemente, el Design Culture Salon celebró un seminario en Londres con la pregunta: “¿Cuáles son las políticas de género de la práctica del diseño contemporáneo?” El panel estaba formado solo por mujeres, aunque no intencionalmente, y reunió a educadores y diseñadores de diversas disciplinas. y grupos de edad.

Para inspirar cambios para las mujeres en el diseño gráfico, una conversación continua es imperativa, y es necesario mantener la cuestión del problema como una que sea altamente visible. Sheila Levrant de Bretteville afirma: “La gente olvida cómo se produce el cambio. La masa crítica es necesaria. Siempre he pensado que el feminismo es crear nuevas formas de trabajar y pensar sobre las personas en todo el espectro, desde hombres hasta mujeres, y eso está sucediendo «.

Al final, siempre debe ser sobre el trabajo. Y cuando los obstáculos, como la falta de reconocimiento y la investigación deficiente, impiden una apreciación justa y holística del trabajo de diseño, tenemos un problema. Sin embargo, la igualdad de género requiere personas que estén dispuestas a seguir hablando sobre estos temas en la prensa, en línea o en el aula, en todos los medios, durante mucho tiempo. Además, esto no es un problema sólo para mujeres. El salario y la disparidad de género no cesarán sin las voces y los esfuerzos de los hombres. Esto requiere un cambio de actitud uniforme, que no se trata de «distinguir» a las mujeres o de forzarlas a que formen parte de esa participación simbólica, sino de corregir un desequilibrio sistemático. En una edición de 1993 de la revista PRINT, Paula Scher lo dijo bien, «El cambio no se hace de golpe. Si no poco a poco, y parece algo divertido. Y entonces no es así «.

http://womenofgraphicdesign.org/
http://womenofgraphicdesign.org/

http://womenofgraphicdesign.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.